jueves, 6 de abril de 2017

Clases de lencería, lencería con clase.

CLASES DE LENCERÍA, LENCERÍA CON CLASE




Cuando se piensa en lencería, de mujer, muchas personas no salen de lo básico, de los conjuntos de dos piezas o de los tangas. Pero la lencería es todo un mundo y hay mucha variedad, para todos los gustos y diferentes motivos o situaciones.


Para abrir más vuestras opciones os vamos a explicar algunas de las clases de lencería:


  • Babydoll o picardías.

Los picardías o baby doll (como se le llama en América), es una prenda femenina que se puede asimilar a un camisón corto, con telas y acabados muy finos (blonda, encajes, tul, etc.). Normalmente va acompañado de un tanga a juego. 

Si bien, generalmente se utiliza en espacios privados, pero dependiendo del conjunto y de lo atrevida que sea la persona o el evento al que asista, se puede utilizar como vestido.









  • Catsuits o cuerpos de red.

Los catsuits son prensas de una sola pieza que cubren el cuerpo, las piernas y a veces los brazos. Se realizan con materiales tipo spandex, poliéster lycra o similar.

Son ideales para un momento especial y crear nuevas fantasías.










  • Conjunto de dos piezas.

  • Lo más conocido y tradicional son los conjuntos de dos piezas, sujetador y tanga o culot.




  • Tangas y culots.

  • Dentro de la lencería existen muchos tipos de tangas y culots, desde los más cómodos y sencillos, a los más sofísticados, con encajes, transparencias y tejidos de gran calidad.






  • Corsets o corpiños.

  • Es una prenda que estiliza y molde la figura por razones puramente estéticas. Es una pieza de lencería muy de moda en la actualidad, bien como una prenda íntima, bien como complemento para un conjunto de calle, más o menos sofisticado.


    Los hay de muchos materiales, con más o menos detalles y acabados.

    Sea cual sea el que elijas, lo importante es acertar con la talla, porque si bien debe estar ajustado, no debe ser incómodo.














    Algunos son una pieza ideal para combinar con vaqueros, convirtiendo un look casual, el algo mucho más elegante.


















  • Teddys o bodys.

  • Son unos de los productos más conocidos en la lencería de mujer. Son de una sola pieza, de distintos materiales y acabados para que sean cómodos sin dejar de ser muy sexys.

    Los hay con más o menos transparencias y cubriendo menos o más parte del cuerpo. Para todos los gustos.









  • Ligueros y medias, con o sin picardías. 

  • Si te gustan los picardías y las medias, seguro que te encantan los ligueros. Como su propio nombre indica, sirve para sujetar las medias. 

    El conjunto es realmente elegante y sexy.











  • Leather.

  • Los conjuntos de cuero pueden usarse para momentos especiales, pero donde tiene una gran presencia es el bdsm, con un componente erótico sexual.





    Y recuerda, que en lencería, siempre hay más de lo que imaginas, en materiales, estilos, detalles, tallas y colores.

    Entra y disfrutarás.











    martes, 4 de abril de 2017

    Posturas para disfrutar del sexo anal

    POSTURAS PARA DISFRUTAR DEL SEXO ANAL





    Existen tantas posturas sexuales para practicar el sexo anal como personas dispuestas a practicarlo.

    Entre las más satisfactorias y por ellas conocidas, están las siguientes:


    • Misionero o sexo anal por delante.

    Quien proceda a la penetración se posiciona encima de la otra persona, y con las manos ayuda a que eleve la pelvis. Con cuidado, y siempre con lubricante penetra poco a poco a la otra persona.

    Esta posición, si bien es muy directa, tiene la ventaja de poder controlar mejor la intensidad de la penetración y ver la reacción en la otra persona, para seguir o parar según se produzca placer o dolor. 

    Se puede aprovechar esta posición para acariciar y estimular otras partes del cuerpo, bien sea entre hombres, mujeres o mujer-hombre. 

    Cuando se realiza entre mujeres, se puede practicar la doble penetración, con juguetes sexuales específicos para ello.







    • Posición del perrito, o sexo por detrás.

    La persona se pone mirando hacia abajo, en posición de espaldas. Desde detrás, la otra persona procede a penetrar, con mucho cuidado, ya que la penetración puede ser más intensa que en otras posturas.

    Al igual que en cualquier posición, se puede jugar con otras partes del cuerpo para aumentar la excitación.

    Si se colocan almohadas o cojines debajo de la persona que está abajo, la penetración puede ser más suave y placentera.









  • Posición de la cuchara.

  • Ambas personas se tumban de lado, cuerpo con cuerpo y desde esta posición se puede estimular a la otra persona y proceder a una penetración suave.




  • Posición de la rana.

  • Durante esta posición la persona que está debajo, debe elevar un poco su cadera. Al igual que con la posición del perrito, si se colocan almohadas debajo del cuerpo, la penetración se produce más controlada y suave.







  • Posición "la profunda".

  • En verdad, es una variación de la posición del misionero, salvo porque al elevarse más las piernas de la persona que está en la posición "pasiva", la penetración es más profunda e intensa. Se debe tener práctica para adoptarla.




    Sea cual sea la posición que se adopte, siempre debe ser consensuado, con lubricante y por supuesto con preservativo.

    Si lo que queréis es probar e iniciaros con los juguetes sexuales adaptados para el sexo anal, descubriréis un mundo de posibilidades.

    Entra y disfrutarás.












    lunes, 20 de marzo de 2017

    Sexo Anal, toda una experiencia

    SEXO ANAL





    Todavía hay muchos temas tabú en el sexo, tanto para hombres como para mujeres. Pero si hay algo que muchas personas desean experimentar y no se atreven a pedir, es el sexo anal, griego o coito anal.

    Muchos hombres tienen las ganas y la fantasía de practicar sexo anal, aunque muchos no se atreven a intentarlo con sus parejas. Luego están, los que creen que es una práctica indispensable en la relación y que si la mujer no accede es porque es muy cerrada en temas sexuales.

    No cabe decir, que todas las prácticas sexuales deben ser entre adultos, consensuadas y aceptadas por las partes, sin forzar nada ni obligaciones.

    Muchos de estos hombres que consideran el sexo anal como una práctica más, cuando la otra parte le invita a introducir juguetes sexuales específicos para que conozca y disfrute del sexo anal en primera persona, salen con las típicas respuestas: "yo no soy gay", "a mi eso no me va", "yo no siento nada con eso", y caben las preguntas, ¿Cómo sabes que se siente si no lo has probado?, ¿Qué tiene que ver esto con ser gay?, ¿No eres una persona abierta a experimentar?, ¿No sabes que el mayor punto de estimulación del cuerpo de un hombre está en el interior?, ¿Qué te hace pensar que a ti te hace daño y a la otra persona le da placer?.

    Muchas mujeres no quieren practicarlo por diversas razones: miedo al dolor, porque piensan que es antinatural, por aprensión, porque no entra en lo que consideran prácticas sexuales correctas, etc.

    Es evidente que al final todo es una cuestión de tener la mente abierta y con ganas de probar cosas, pero si uno quiere experimentar, tiene que ser receptivo a que la otra persona también pida o rechace ciertas prácticas.

    En el sexo anal, como en cualquier práctica, insistimos, hay que estar de acuerdo y consensuada para que no sea una experiencia desagradable.

    El ano tiene múltiples terminaciones nerviosas que bien estimuladas pueden proporcionar mucho placer a ellos y ellas. En ellos, se estimula principalmente la próstata y en ellas, se producen conexiones internas con el clítoris.

    Si quieres practicar sexo anal, deberías conocer tu propio cuerpo, jugar con esta parte del cuerpo para saber que sientes.

    Una vez nos queremos introducir en el sexo anal, hay que tener consideraciones básicas para evitar lesiones o consecuencias desagradables:


    1. El ano no produce efecto de lubricación natural al ser estimulado, por ello se debe utilizar siempre, un lubricante específico para ello.
    2. Hay que empezar con muchas caricias, pequeños movimientos circulares, esperar que se vaya relajando y gracias al lubricante, ir realizando una ligera introducción de un dedo, poco a poco, con  firmeza pero sin forzar nada.
    3. Si se introducen juguetes sexuales, debe iniciarse con los más básicos, que permiten una penetración gradual para ir acostumbrándose a las sensaciones y al estímulo.
    4. Siempre que se practique sexo anal hay que tomar las mismas medidas de prevención de ETS.
    5. El ano puede ser un punto de infecciones, por lo que se debe utilizar siempre preservativo.
    6. Cuando se combina el sexo anal con el sexo vaginal se debe cambiar el preservativo, ya que el ano tiene bacterias que podrían causar una infección vaginal u oral, al introducir el pene en la vagina o en la boca después de haber penetrado analmente.
    7. El sexo anal por razones obvias puede ensuciar, por lo que se debe estar preparado, bien con toallitas, bien con una ducha previa y/o posterior.
    8. Jamás se deben introducir elementos extraños (botellas, verduras, palos, etc.), que pueden romperse, causar infecciones, introducirse en el intestino, y pasar de un momento de placer, a una camilla en urgencias.



    Juguetes específicos para el sexo anal

    Existen muchos juguetes sexuales adecuados para la iniciación al sexo anal, para disfrutar en soledad o en pareja.


    Plug anal


    Los juguetes deben ser específicos para esta práctica, por su forma, porque tiene tope y permiten la penetración gradual.



    Plug anal




    Doble penetración

    Además de la penetración anal, con los juguetes  se puede practicar la doble penetración anal-vaginal, vaginal-vaginal, anal-anal, bien entre hombres,  hombre-mujer o entre mujeres, que seguro que es toda una experiencia.







    Plug

    Por su forma, permiten la penetración, que bien se puede combinar con la estimulación de otras partes del cuerpo o con la penetración vaginal. Además, de gran diseño y calidad, son piezas realmente funcionales a la par que bellas.






    Estimuladores inflables. 

    Penetración gradual. Se puede ir incrementado el volumen del juguete para ir adaptando en ano a las nuevas sensaciones.



    Plug anal


    Estimulación punto P (hombres) o G (mujeres)

    Ya seas hombre o mujer, con estos juguetes estimularás aquella parte que más te apetezca.





    Estimulación punto P

    Punto G



    Estimulación punto P (próstata). Con o sin vibración.

    Para todos los hombres que quieran descubrir o disfrutar de uno de los puntos más erógenos de su cuerpo.






    Grandes juguetes para los que buscan algo más.

    Si te van los juguetes extragrandes y probar nuevas cosas, existen para todos los gustos y medidas.


    King Cock




    Lubricantes


    Respecto a los lubricantes, deben ser específicos para esta práctica.




    Lubricante




    Relajantes anales


    Hay partidarios y detractores de los relajantes anales. Los detractores, indican, que al dejar de sentir tan intenso, pueden producirse heridas o lesiones y no ser conscientes de ello hasta mucho después.

    Los partidarios consideran que al relajar el ano, la persona se relaja, por lo que resulta más placentero.

    En nuestro próximo blog, hablaremos de las posturas para el sexo anal.

    Entra y disfrutarás.
















    martes, 14 de marzo de 2017

    Vibradores

    LOS VIBRADORES 





    Dentro de la masturbación tanto femenina como masculina, así como en los juegos de pareja, los diversos vibradores son una pieza fundamental, que añaden estímulos y sensaciones nuevas.

    Existen diferentes vibradores, con formas, materiales, grados de vibración, etc. Vamos a ver un resumen de ellos:

    Vibradores Hi-tech. Son juguetes de alta tecnología, con aplicaciones, acceso mediante móvil, remoto, etc. Dará mucho juego a las relaciones a distancia, y morbo en las relaciones de pareja. De una gran calidad y belleza, te harán amar los juguetes sexuales.




    Vibradores clásicos. Son los más básicos, con distintas vibraciones y formas para que todo el mundo encuentre aquel que le produzca más placer.



    Penes. Los más realistas del mercado, con forma de penes, algunos de actores porno famosos. Si te da morbo algún actor, te encantará encontrar su réplica.



















    Además, en estos tipos están los penes dobles, para jugar a la doble penetración, todo un estímulo para muchas parejas.


























    Conejitos rampantes y rotadores. Los grandes conocidos por todas las mujeres que les gustan los sextoys. Una forma de disfrutar de la vibración y por su diseño, alcanza zonas que otros no, como el clítoris y el punto G.

    Algunos con su función rotadora, hará descubrir sensaciones increíbles.




    Estimuladores del punto G. Vibradores especializados en la estimulación del punto G, todo un descubrimiento para las mujeres.

    Estimuladores de clítoris. Para las mujeres que disfrutan con el orgasmo clitoriano, no pueden perderse estos vibradores. 






    Estimuladores imitación sexo oral. Todo un mundo de sensaciones a experimentar. 




    Y mucho más, los estimuladores-succionadores, de pechos o vaginales.





    Seguro que has descubierto cosas que no conocías y que te apetecerá probar.